Los residentes de la residencia Sta Mª Magdalena de Hernani estuvieron viendo los fuegos artificiales de Donostia

El Programa de Intervención Psicosocial de la Residencia Sta Mª Magdalena de Hernani está formado por una amplia y gran variedad de actividades, de las cuales pueden gozar nuestros residentes. Además de un programa semanal, aprovechamos las fechas señaladas para llevar a cabo un programa festivo con actividades más lúdicas (campeonatos de toca, rana, cartas, proyección de fotos, meriendas especiales, chocolatadas…).  Asimismo se organizan diferentes salidas a lo largo del año para visitar y conocer diferentes lugares, porque nuestros mayores, independientemente de su edad o de su situación, necesitan seguir participando y estando presentes en la vida social y cultural de su entorno.

Los objetivos que perseguimos con este tipo de actividades son los siguientes:

– Romper con la rutina y la monotonía.

– Participar en la vida social externa a la residencia.

– Facilitar el acceso a la cultura.

– Favorecer la comunicación y relación entre los residentes.

– Favorecer la integración y el sentimiento de la pertenencia al grupo.

– Mejorar la autoestima a través de la participación activa.

Con la llegada del verano y aprovechando el buen tiempo, qué mejor que visitar diferentes playas de la zona, como la de Ondarreta y Hondarribia, dar un paseo por sus alrededores y sentarse en una terraza a tomar un refresco o un helado. Pero la excursión estrella, sin lugar a duda, es la salida a los fuegos artificiales de la Semana Grande de Donostia.

Esta salida viene celebrándose desde hace más de quince años y en ella participan todos los residentes interesados. Días antes de la fecha elegida, empiezan a notarse los nervios entre los residentes, que esperan la excursión con mucha ganas.

A la hora acordada, montamos todos en el autobús y nos dirigimos a cenar al restaurante Dana-Ona de Lasarte donde nos espera un delicioso menú. Entre plato y plato charlamos unos con otros, el ambiente es distendido e inmejorable. Es el momento de compartir anécdotas, fortalecer las relaciones  y evocar recuerdos. Llega el postre, los cafés y las copas. Nos encantaría estar de sobremesa, pero tenemos que darnos prisa y subir al autobús para poder llegar a tiempo al gran espectáculo de la noche.

Nos dirigimos al Palacio Miramar, sitio espectacular donde los haya y estos días lugar privilegiado desde donde poder disfrutar de la exhibición. Nos adentramos en el palacio a escoger los bancos con las mejores vistas. Nos tapamos con unas mantas, porque ya refresca, y empieza el espectáculo. En esta ocasión es el turno de la Pirotecnia austriaca PYROVISION. Tras la exhibición, todos aplaudimos y vitoreamos, demostrando nuestra satisfacción. ¡Seguro que serán los ganadores del concurso internacional!

Es hora de la retirada. Mientras nos acercamos hacia el autobús que nos llevará de vuelta a casa, los residentes, entusiasmados, comentan sus impresiones y se despiden del palacio hasta su próxima visita, que será muy pronto. ¡Volveremos para el gran día de las regatas de la Bandera de la Concha!

Esta entrada fue publicada en GENERAL, GERONTOLOGÍA. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.